Cree en grande.
CONMEBOL

DESDE HACE DOS AÑOS Global Sports Partners sigue reticente ante mandato de la Justicia

×

Mensaje de error

Notice: Undefined index: und en eval() (línea 1 de /data/www.conmebol.com/public_html/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(66) : eval()'d code).
DESDE HACE DOS AÑOS Global Sports Partners sigue reticente ante mandato de la Justicia

El Tribunal Federal Suizo emitió un fallo hace más de dos años por el cual obliga a la empresa Global Sports Partners a pagar de US$ 10.000.000 más intereses a la CONMEBOL.

Esta sentencia se produjo en el marco de una demanda de la CONMEBOL por incumplimiento de contrato contra esta firma, dirigida por el empresario uruguayo Francisco “Paco” Casal. Como parte de su política de transparencia y justicia y de firme defensa del fútbol sudamericano, la CONMEBOL considera necesario intimar nuevamente a los responsables de Global Sports Partners al acatamiento de esta resolución de la más alta instancia judicial suiza.

Fue la empresa de Francisco “Paco” Casal la que recurrió al Tribunal Federal de Suiza, luego de un proceso de arbitraje y litigio judicial que aceptó. Sin embargo, y aunque ya no existe posibilidad alguna de apelación, ignora de manera injustificable la decisión judicial. Esta inexplicable actitud refleja tal nivel de irresponsabilidad e imprevisibilidad que debería llevar a otras instituciones y organismos que tienen vínculos o contratos con esta empresa a sopesar con cautela la pertinencia de mantenerlos.

-Antecedentes del caso-

La empresa Global Sports Partners suscribió con la CONMEBOL firmó un contrato de cesión de derechos de publicidad para los torneos de la Copa Sudamericana de los años 2015, 2016 y 2017. La firma asumió el compromiso de pagar US$10.000.000 por cada año a la CONMEBOL con la retribución de la exclusividad para negociar con cualquier sponsor o auspiciante.

La rescisión se hizo además sin haber pagado la deuda ya causada y pendiente para esa fecha, según los términos del acuerdo, correspondiente a la Copa Sudamericana de 2015. Como un intento de justificar la decisión, la firma alegó que el arresto de altos dirigentes de la CONMEBOL y la difusión pública de presuntos casos de soborno y corrupción dañaban la imagen de la entidad y, con ello, perjudicaban sus posibilidades de negociación de publicidad.

Existe, sin embargo, un problema elemental en este argumento, tal como lo percibieron el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS, por sus siglas en francés), primero, y más tarde, el Tribunal Federal Suizo: el contrato fue firmado varias semanas DESPUÉS de los hechos mencionados por Global Sports Partners. Mientras que la decisión de cortar el vínculo se produjo CASI UN AÑO MÁS TARDE. De esta manera, no puede invocarse un supuesto desconocimiento o imprevisibilidad ya que esas noticias circulaban en todo el mundo desde hacía un tiempo considerable.

Por otra parte, las altas mediciones de rating y la exitosa comercialización de la publicidad de la Copa Sudamericana de 2016 y 2017 desmienten de forma irrefutable el supuesto perjuicio expuesto como razón por la empresa del empresario uruguayo.

La CONMEBOL no descansará hasta que Global Partners abone la deuda de US$ 11 millones, dinero que pertenece al fútbol sudamericano y a sus clubes.

 

 

 

CONMEBOL.com